El buen clima laboral: el éxito de tu empresa

El buen clima laboral: el éxito de tu empresa

Los departamentos de Recursos Humanos de pequeñas y grandes empresas coinciden: un clima laboral positivo es fundamental para construir equipos de trabajo productivos y, sobre todo, felices con su trabajo en el día a día.

Pero el buen ambiente en la oficina no depende sólo de un factor. Son muchos los elementos que procuran las buenas relaciones entre compañeros, fomentan la motivación y, en general, el bienestar de los empleados. Trabajarlos hará que las relaciones entre ellos sean más fluidas y, por tanto, que estén a gusto con su rutina.

1.- Promueve el respeto entre compañeros para un buen ambiente en el trabajo

Uno de los factores que todos los empleados tienen que cuidar (sin excepción) es el respeto entre ellos, ya que numerosos estudios apuntan que las buenas relaciones en el puesto de trabajo reducen el estrés y ayudan a gestionar situaciones complejas. Por eso, tener en consideración la labor que desempeñan los demás, tratar de entender sus momentos de crispación y empatizar con ellos une al equipo.

Para trabajar el respeto, una dinámica muy empleada en las sesiones de coaching es “entrevistar”, por turnos y durante unos minutos, a los compañeros de otros departamentos.

Las preguntas pueden ser “¿A qué dedicas tu tiempo?”, “¿Cuáles son las mayores dificultades a las que te enfrentas?” o “¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?”. Con esta sencilla técnica se sientan las bases de una confianza mutua (todos son, en algún momento, entrevistador y entrevistado)  y se pueden entender mucho mejor los roles que se desempeñan dentro de la empresa.

2.- Un buen líder siempre se comunica con sus empleados

Un jefe no siempre es un líder. Fomentar una comunicación constante entre dirección y empleados responde a varios objetivos: se comparten ideas entre distintos departamentos de la empresa, se detectan fallos y se corrigen más fácilmente, o se descubre a potenciales talentos que tal vez no se están aprovechando adecuadamente.

En cualquier caso, todos los miembros de un equipo deben sentirse precisamente eso: parte de un sistema más complejo en el que su trabajo es relevante. A las personas les gusta estar integradas y saber que su opinión es tan válida como la de cualquiera. Por todo esto, el feedback continuo es clave para asegurar la igualdad entre trabajadores, el compañerismo y la motivación.

3.- Motívate en el trabajo

Cuando los trabajadores sienten que no pueden crecer dentro de la organización o desarrollarse plenamente, se estancan y se desmotivan. Como consecuencia, muchos deciden buscar otro trabajo, lo que conlleva a una pérdida de talento negativa para la empresa.

No solamente la falta de proyección provoca desmotivación: la ya mencionada mala relación con los compañeros, los horarios poco flexibles, la falta de tiempo para el ocio o los salarios bajos son otros factores que provocan malestar laboral y, en consecuencia, un ambiente tenso e incómodo.

La dirección debe estar atenta a estos problemas para hablar con sus trabajadores y tratar de buscar puntos de entendimiento. Motivar a los empleados no sólo mejorará el clima laboral: también asegurará una plantilla productiva y satisfecha.

4.- ¡Fomenta el Team Building!

¿Y cómo se motiva a los empleados? Cada vez más empresas apuestan por actividades Team Building para reforzar valores como el compañerismo, el trabajo en equipo o la comunicación.

Pasar horas fuera de la oficina divirtiéndose con una gymkhana, disfrutando del aire libre o practicando deporte fortalece y une al equipo de trabajo. En cualquier caso, crear y, sobre todo, mantener un buen ambiente laboral es algo que se debe trabajar diariamente y que depende de todos los miembros de una organización.

Actividades relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.