El Yoga: la actividad Team Building perfecta

El Yoga: la actividad Team Building perfecta

Cada vez son más las empresas que toman conciencia de la importancia de fomentar uniones sólidas en sus equipos de trabajo a través del Team Building. Son muchas las formas de practicar la cohesión, la comunicación y el sentimiento de pertenencia al grupo entre compañeros; sin embargo, un primer paso para conseguir un buen ambiente laboral es el bienestar personal.

Por ello, dinámicas que favorecen la gestión del estrés o la relajación han cobrado fuerza en los últimos años: el Mindfulness o la Risoterapia son ejemplos perfectos de actividades que ayudan a los empleados a sentirse mejor consigo mismos y, por tanto, con el resto de compañeros.

Sin embargo, de entre todas ellas, el Yoga es elegida por la mayoría de empresas; de hecho, algunas de ellas han empezado a incorporarla semanalmente por sus múltiples beneficios. Si quieres saber cómo ayuda esta dinámica en el día a día de la oficina, ¡sigue leyendo!

1.- El Yoga ayuda a vivir el momento presente

Nuestro ritmo de vida, el trabajo frenético y las múltiples obligaciones diarias provocan que en ocasiones no estemos centrados en una sola tarea, sino que pensemos en todas las que tenemos pendientes mientras desempeñamos un trabajo concreto en la oficina. En consecuencia sufrimos estrés, somos menos productivos y nos sentimos cansados.

El Yoga es la forma perfecta de contrarrestar esto, ya que enseña a las personas a prestar atención a lo que hacen en cada momento y a vivir el presente. Así lo afirma la profesora de Yoga María Jesús Díaz en Velvet: “Por medio de la constante y continúa ejecución de distintas acciones para construir un edificio/postura, la mente se va preparando y entrenando para estar en el aquí y el ahora”.

Ya en 2013, un estudio de Thirthalli y Naveen demostró que el tratamiento con Yoga reduce los niveles de cortisol, una hormona que libera nuestro cuerpo como respuesta a situaciones estresantesLas cantidades elevadas de cortisol producen múltiples efectos secundarios, como aumento de pesoinsomnioansiedad, etcétera. Por ello, el Yoga es la mejor terapia para luchar contra el estrés.

2.- ¿Dolor de espalda? ¡Practica Yoga!

¿A quién no le duele la espalda o las articulaciones después de más de ocho horas diarias en una oficina? Encorvar la columna vertebral por culpa de una mala postura genera, en la mayoría de casos, un fuerte dolor de espalda que empeora con los años.

El Yoga, con sus múltiples posturas (el perro boca abajo, la cobra, el arado, la pinza…) enseña a quienes lo practican a respetar la curva natural de la espalda baja, a mantener la parte posterior de la cabeza alineada con la pelvis y alinear los hombros con la cadera.

Además el Yoga, a medida que se practica, aumenta la flexibilidad del cuerpo; de hecho, es uno de los primeros cambios positivos que notan quienes lo prueban. Según los expertos, medida que aumenta la flexibilidad, desaparecen muchos de los dolores musculares provocados por las tensiones y por las malas posturas.

3.- Mejora las relaciones personales con el Yoga

Uno de los beneficios más conocidos del Yoga, y también uno de los más importantes para generar un buen clima laboral, es la capacidad de generar paz interior. Eliminar pensamientos negativos y preocupaciones personales no sólo reducen la ansiedad; también nos ayuda a relajarnos y a ser más felices.

Además, una mejora del bienestar personal se proyecta en aquellos que tenemos cerca y mejora la relación con la familia, la pareja, los amigos o los compañeros de trabajo; de hecho, la buena energía puede contagiarse a personas cercanas, por lo que se crea un entorno positivo en casa y en la oficina. Es por todo esto que el Yoga se ha convertido en una actividad team building cada vez más demandada por las empresas: gracias a ella los empleados practican deporte, se conocen mejor a sí mismos y construyen así un ambiente laboral relajado y favorable.

Actividades relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.