Los incentivos por objetivos o los eventos de Team Building. ¿Qué método es más efectivo?

Cuando una persona está al frente de una empresa y desea motivar a su personal o incrementar la productividad, de inmediato piensa en los incentivos económicos o incentivos relacionados con premios por objetivos alcanzados.

Por otra parte, una tendencia cada vez más creciente de empresarios apuestan por los eventos de Team Building reflejando resultados muy favorables. De allí que surge la pregunta: qué es mejor, ¿los incentivos por objetivos o los eventos Team Building?

La realidad, es que los departamentos de recursos humanos de las empresas en la actualidad, cada día buscan métodos y formas para garantizar que la producción de la empresa y el bienestar de los trabajadores sea el mejor posible.

En estos tiempos, la psicología de grupo ha realizado un aporte muy importante en esta misión a través de tácticas y herramientas que están siendo utilizadas por las empresas con el fin de favorecer, impulsar y mantener el buen rendimiento de sus trabajadores. Estas tácticas y herramientas cada día que pasa, no sólo son más utilizadas sino que también son más innovadoras y alejadas de los métodos tradicionales.

En España y el mundo, si algo han comenzado a entender la mayoría de las empresas, es que su mayor potencial está en su capital humano, por lo cual es indispensable que los empleados estén contentos, motivados, integrados y activos. Evidentemente, eso añade una dificultad mayor a las labores de dirección y gestión de equipos.

En base a ese interés de las empresas en España y el mundo por mejorar las condiciones laborales y el bienestar de los empleados, la disyuntiva sobre estas dos propuestas se hace cada vez mayor. Sin embargo, los objetivos que persiguen ambas propuestas son casi idénticos: mejorar la productividad y la motivación de los empleados a través de los incentivos, o mejorar la productividad y la motivación de los empleados a través de la integración y crecimiento personal que aportan los eventos de team building.

En el primer caso, premiar a los empleados debido a sus méritos laborales es realmente una práctica bastante antigua y empleada en ciertos sectores. El punto fuerte de este método es la incuestionable motivación extra que recibe el empleado al saber que a través de sus méritos laborales podrá recibir incentivos a nivel personal a modo de viajes, premios o aumentos salariales.

Sin embargo, lo que puede funcionar bien para una empresa, puede no ser útil en absoluto para otra. Generalmente el problema de este método es que comienzan aparecer una desmedida competencia que se puede dar entre los propios trabajadores, lo cual es muy poco recomendable en la gran mayoría de empresas.

Por otro parte, se entiende que esta motivación en gran parte debería ser intrínseca a la persona sin necesidad de que hubiese algún tipo de premio de por medio, entendiéndose que el empleado a diario debería buscar siempre por motivación propia repercutir positivamente en la empresa, obteniendo reconocimiento personal e incluso consiguiendo un ascenso o promoción.

En el segundo caso están los eventos de team building, que cada vez más en España son demandados por las empresas. Los eventos de team building se caracterizan por dar un carácter mucho más integrador, y sobre todo novedoso al objetivo principal, que es mejorar la producción de la empresa y bienestar de los empleados.

Los eventos de team building se llevan a cabo en las jornadas laborales lejos del ambiente de trabajo, y tienen la finalidad de hacer que los empleados puedan salir por un día de la rutina habitual para luego poder volver con energías renovadas y mucha mejor disposición. Estos eventos se enfocan en fomentar un ambiente de trabajo positivo, impulsar el compañerismo y mejorar los niveles de eficiencia.

Con las herramientas y técnicas de las actividades team building, más que buscar una motivación directa, lo que se busca es formar y cambiar la mentalidad de los trabajadores mejorando las relaciones y los lazos interpersonales al fortalecer el trabajo en equipo. Reconocer el trabajo, mejorar la comunicación y la confianza en los compañeros de trabajo, tendrá una repercusión muy positiva en la dinámica laboral, percibiéndose de inmediato un ambiente ameno, agradable y sobre todo con altos niveles de productividad.

Al comparar ambos métodos se ve un contraste fundamental. Aunque ambos buscan aumentar la motivación y la productividad, en el caso de los incentivos por objetivos, alimenta una visión individualista del empleado generando una competencia exagerada, que luego de un tiempo no sólo puede crear un clima negativo en la empresa, sino que además repercutirá negativamente en los niveles de productividad.

En los eventos de team building, aunque el fin es parecido, el método utilizado va en dirección totalmente contraria. En el caso del team building lo que se busca es el trabajo en equipo, la cooperación entre los compañeros de trabajo, la comunicación y la ayuda mutua para alcanzar los objetivos empresariales. En este marco laboral, los conflictos personales y empresariales disminuyen, y los que surgen se abordan y se resuelven rápidamente dando paso a un nivel de productividad mucho mayor.

Si deseas aprender más sobre los eventos de team building y cuáles son las actividades más adecuadas para tu empresa, te invitamos a contactarnos en TEAMBUILDING EMPRESAS y te daremos el asesoramiento y la información que necesitas.

Quizá también te interese:

Actividades relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.