Las 5 claves del team building en espacios reducidos

Las 5 claves del team building en espacios reducidos

El team building y las actividades para empresas se asocian, en muchos casos, a dinámicas organizadas en grandes espacios o al aire libre, en los que el equipo humano de una empresa sale de su rutina laboral. De esta forma se consigue una mejor cohesión en los grupos de trabajo y una mayor comunicación entre los empleados de distintos departamentos. Sin embargo, los numerosos beneficios de este tipo de encuentros también pueden lograrse en actividades indoor o en espacios más reducidos. A continuación te mostramos las claves para conseguirlo.

1. Crea diferentes espacios y ambientes

Normalmente, la decoración de la habitación en la que se organizan encuentros de estas características es algo impersonal, ya que suele utilizarse para muchos otros tipos de eventos y reuniones. Por este motivo, es importante crear ambientes que se diferencien entre sí.

Por ejemplo, puedes reservar un espacio para la recepción inicial y la despedida, otro para la colocación de las mesas en las que los grupos vayan a realizar las distintas dinámicas y un pequeño ambiente con el catering. Además, estos ambientes pueden ser versátiles, es decir, podrás reutilizarlos y transformarlos a medida que se vayan desarrollando las actividades con pequeños cambios de decoración. De esta manera conseguirás que la sala esté organizada y que los participantes tengan sensación de mayor amplitud.

2. Utiliza una decoración llamativa con la imagen de la marca

En cada uno de los ambientes específicos debes utilizar una decoración que resulte visualmente llamativa y divertida. Puedes utilizar la imagen de la compañía para personalizar los objetos de la habitación: servilletas, centros de mesa, pancartas o carteles, guirnaldas, farolillos… ¡Cualquier idea puede ser buena! No dejes los adornos en un segundo plano: ten en cuenta que uno de los objetivos del team building es acercar entre sí a los miembros de la empresa, pero también crear un vínculo fuera de la oficina entre el equipo y la compañía, por lo que generar una imagen de la misma más relajada y agradable será positivo para el ambiente laboral.

3. “Divide y vencerás”

Como es lógico, los empleados que pasan más tiempo juntos en el trabajo y que comparten departamento o proyectos tenderán a juntarse en estas actividades, por lo que es importante que realices una separación en grupos de empleados que no compartan funciones dentro de la empresa. De esta manera no sólo lograrás generar una colaboración más efectiva y un equipo más fuerte y unido, sino que también fomentarás una mejora en la comunicación y en el entendimiento entre departamentos.

4. Elige actividades divertidas y variadas

El éxito de un team building depende directamente del tipo de actividades que plantees a los equipos de trabajo; por eso, es importante que sean variadas y entretenidas. Si has decidido incluir juegos o dinámicas creativas que requieran pensar, escribir, dibujar o hacer manualidades, combínalas con otras dinámicas que requieran más esfuerzo físico, como una Danza Maorí Haka, para que los participantes se levanten de las sillas y se muevan por toda la sala.

Otra opción para acercar a todos los miembros de un equipo de trabajo es organizar dinámicas formativasque requieren poco espacio y en las que se utilizan pocos materiales. Por ejemplo, el Design Thinking, una actividad que utiliza técnicas propias del diseño para resolver problemas, es perfecta para encontrar intereses comunes y coincidencias dentro y fuera de los equipos, generando empatía y capacidad de escucha.

5. Organiza talleres para fomentar el trabajo en equipo

Una de las actividades principales que se puede plantear en un team building es un taller, en el que cada uno de los componentes puede asumir un rol y colaborar para sacar adelante una propuesta o proyecto que posteriormente presentará al resto. De esta forma se pueden incluso plantear ideas innovadoras y, ¿quién sabe? Tal vez puedan desarrollarse después en la empresa.

En cualquier caso, existen multitud de talleres organizados muy divertidos que, lejos de estar relacionados con las funciones de la compañía, también fomentan el trabajo en equipo y  la creatividad, como un Talleres de Cocina Creativa o de Cócteles. Todas estas opciones asegurarán el éxito de la jornada y ayudará a los empleados a sentirse parte de un equipo unido y competitivo. No importa si la tuya es una pequeña, mediana o gran empresa: existen multitud de dinámicas, planes o actividades en grupo que puedes organizar para que los trabajadores disfruten y se diviertan, incluso en pequeños espacios.

Actividades relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.