¿Es el Team Building la mejor herramienta de desarrollo empresarial?

Muchas organizaciones ya han experimentado las bondades que el Team Building posee como instrumento de liderazgo, motivación y trabajo conjunto. Ahora más que nunca se requiere encontrar los mecanismos necesarios para hacer que tu Recurso Humano se desenvuelva como un sólido equipo de trabajo.

Es natural que una empresa soporte una gran cantidad de presión como parte de su propio ámbito de desarrollo, pero si a ello le agregamos obstáculos internos generados por las diferencias e impases entre los trabajadores, seguramente sumaremos dentro del proyecto problemas de orden laboral que harán que los objetivos planteados por la empresa sean más difícil de alcanzar.

Por tal motivo, para no recurrir a medidas extremas inapropiadas o a perdidas innecesarias dentro del negocio, se debe tener claro cuál debe ser la forma correcta de abordar las diferentes facetas y destrezas que integran tu grupo de trabajo, de este modo se logrará canalizar correctamente cada una de sus personalidades y aprovechar al máximo un potencial que podría desperdiciarse.

Un cambio exitoso y duradero

Perseguir el éxito utilizando las técnicas del Team Building es elevar el nivel de exigencia de tus trabajadores mediante la motivación bien estructurada. Recuerda que tu Recurso Humano ha de ser tan valorado como la empresa misma ya que son parte fundamental que ha de consolidarse a través de los años.

Pero fortalecer los valores de tu organización requiere de ante mano, por una parte, la creación de un sano vínculo entre tus trabajadores a nivel interpersonal, y por otra, un adecuado estímulo profesional que los mantenga ligados a los logros de forma colectiva.

No es casualidad que el Team Building haya despertado gran interés en las empresas gracias a que se emplean técnicas que mejoran adecuadamente el desempeño individual y colectivo de los empleados como parte de un sólido esfuerzo por hacer que éstos generen un crecimiento exitoso.

El Team Building para trabajar como equipo

Actividades de distintas categorías pueden aplicarse como un ejemplo de responsabilidad, unidad y compañerismo. Las dinámicas varían claramente según las necesidades demandadas por la empresa y se realizan pensando puntualmente en como satisfacerlas.

Es claro que debido a las diferentes personalidades que acuden al programa, no todos suelen responder de la misma forma a las actividades pautadas. Sin embargo, debido a que la mayoría de las técnicas empleadas son inclusivas, divertidas y cómodamente placenteras, predomina la voluntad de los participantes.

Algunos pueden o no, sentirse familiarizados con la dinámica grupal y sin embargo, todos aprenden nuevas formas de exteriorizar mejor sus emociones de acuerdo a sus diferentes personalidades.

Es por ello que se realizan prácticas de iniciación que promueven una interacción fluida y amena. Así, a lo largo del programa los participantes se sentirán involucrados y animados; juegos musicales o alternativas que generan un alto grado de compañerismo al descubrir cada uno las potencialidades existentes en el otro y compartir pensamientos que les resultan comunes.

Técnicas Team Building de fuerza y habilidad

Adicional a lo anterior, existen otras técnicas del Team Building que son utilizadas como generadores de confianza al transformar a tu grupo en un sólido equipo de trabajo.

Todos querrán participar en los divertidos eventos deportivos que promueven un acercamiento bajo conceptos de competitividad y esfuerzo común. Deportes extremos y de normal exigencia física implican que todos colaboren por igual para poder ganar. Eso es precisamente lo que necesita una empresa si desea mejorar la calidad de sus “jugadores” y conformar un gran equipo.

Pero no solo los deportes extremos conllevan un duro trabajo de grupo, las diferentes dinámicas suelen tener más que diversión y buen desempeño físico.  Un gran ejemplo son las actividades creativas y culturales como la danza y el canto que son muy populares y que en esta oportunidad se presentan como un gran apoyo al alentar e intensificar la unión entre los trabajadores.

Por otra parte, también las manualidades y los juegos anti estrés son altamente cualificados como herramientas que mejoran la comunicación y el entendimiento. Estas alternativas persiguen la formación y descubrimiento de estímulos y habilidades que en ocasiones ni los mismos participantes conocían.

La buena comunicación constituye un ingrediente fundamental con el propósito de combatir el distanciamiento y las tenciones entre los trabajadores. Esto amerita que tengan la firme voluntad de utilizar los canales destinados que hagan posible la información fluida y permitir con ello un funcionamiento empresarial rápido y competente. Esto aplica de igual forma a los efectos de evitar rivalidades y situaciones agobiantes que reducen indudablemente la productividad.

La manera en que los trabajadores responden a estas técnicas de Team Building, es altamente satisfactoria. Resulta alentador el hecho de mejorar el desempeño de todos y cada uno de los miembros del grupo en función de un mismo objetivo. Esto es trabajar finalmente como equipo.

Mediante el Team Building y sus diversas dinámicas adecuadas a situaciones específicas, las organizaciones encuentran el camino correcto y efectivo para consolidarse y hallar las soluciones a los problemas de actitud y aptitud de tus empleados en su lugar de trabajo.

Quizá también te interese:

Actividades relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.